sábado, 17 de marzo de 2012

Charla con Jose

-¿Sabias que la otra vez estuve con Buda?
-No che, contame, ¿de que hablaron?
-De todo un poco… Le conté nuestra teoría sobre el Reino.
-Ajá. ¿Y cómo se la planteaste?
Me paré imaginándomelo frente a mí y traté de reproducir exactamente los términos que usé.
-Para algunos el Reino de Dios y el Reino de los Cielos es lo mismo. Voy a decir que para mí no, es como decir que la cobardía y el valor es lo mismo.
El Reino de los Cielos es para los cobardes, que solamente esperan encontrar un reino arriba, el verdadero Reino es el de Dios, es el que se construye acá, el que siento que día a día construimos nosotros. Gracias por tener valor.
-Si, que hermoso. Ojala alguna vuelta me lo cruce para charlar.
-Siempre hay oportunidades, si las sabes buscar hermano.
-Seguro, pero ahora ando despertando mis sueños. Estoy ocupado con eso.
-Mejor así, hay que dejar de preocuparse y ocuparse más.
-Ya lo creo. Además cuando uno se da cuenta que la vida es simple, simplemente vive la vida.
-¡Ajá! Muy buena… La vida es loca… ¿Te conté cómo renegué este año?
-Si, la cosa estaba muy mala… Suele pasar…
-Si… Pero como me dijiste, la piedra siempre va a ser piedra.
-Claro, esta en nosotros ser inteligentes y usarla para algo más que tropezar.
-¿Ves? Siempre andas con la justa…
-Jaja, no sé… Vos siempre acordate que si te da la espalda, es porque le sacaste una vuelta de ventaja.
-¡Que genial! Muy optimista.
-El optimismo esta en quien lee, no en la frase.
-Que maestro que sos-le dije mientras reía.-Además hay que moverse, no llega a ningún lado el que no sabe donde va.
-Muy cierto hermano.

Nos regalamos uno de esos abrazos fuertes que se dan los hermanos cuando hace mucho que no se ven. Uno de esos abrazos que te abrazan el corazón y te conectan. Uno de esos abrazos que duran un buen rato, y se disfrutan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario