viernes, 9 de marzo de 2012

En la terraza

El ocaso en la terraza es precioso. Cae el sol, cae la tarde, la ciudad se pone anaranjada y las nubes tienen ese tinte violeta que te dan ganas de hacerte una almohada y dormir por todo lo que no dormiste durante el año.
No hace frío, pero cuando la brisa se cruza está para usar una camperita. Lástima, ando sin ahora. El termo, la guitarra y las risas que vienen del patio indican que la fiesta no se termina.
Todavía resuenan en mi cabeza las palabras (casi órdenes), que surgían a modo de conclusión mientras tomábamos mates.

¡Querete mucho y por lo que sos!

Tenerse confianza NO ESTA MAL

Gritar las verdades hace muy bien

La amistad autentica es un vinculo DE LO MEJOR

Dos almas NO se cruzan por casualidad

Las decisiones difíciles son siempre las más importantes

Hay que ABRAZAR nuestras decisiones


Miro las frases, las pienso, sonrío… Miro el naranja de la tarde, pienso, sonrío…
Cierro los ojos. Aparece una palabra. Otra. Otra. Otra más. Las escribo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario