miércoles, 28 de marzo de 2012

Perdidos en el TEG

-Esta noche gano yo.
Sentados, gaseosa y galletitas de por medio, charlamos entre amigos. A veces hay fernet, a veces hay guitarras, a veces hay picadas, pero esta noche es más tranqui. Nos miramos, y recordamos cosas. Mientras, cada dos por tres alguno se queja de la mala suerte que tuvo, o de la buena suerte que tiene el otro.
Seguimos haciendo los mismos chistes sobre Lost, y siempre digo que es un antes y un después en mi vida, y compartimos un poco cada uno sobre lo que estuvimos haciendo últimamente.
El equipo a veces varía, pero la base es siempre la misma. Como ellos están viviendo en Córdoba, cuando vuelven a la ciudad nos juntamos. El juego es solo la excusa para el reencuentro.
Cada uno tiene sus países repartidos, sus objetivos (y a mí siempre me toca la misma tarjeta que reemplaza eventuales pérdidas), sus ejércitos y comienza la ronda. Estrategia y suerte, básicamente eso. Como en la vida.
A matar o morir, se juega por el honor. Y aunque siempre aparecen miradas cómplices, sabemos que hay que jugarse el todo por el todo.
Me toca a mí. Miro el tablero, tomo los dados y me la juego. Esta noche gano yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario