domingo, 15 de abril de 2012

Caricias al corazon

Dani me regaló un lápiz, una remera de Jujuy, y al poco tiempo me hizo llegar la foto de la pared de la nota anterior. Todo tras, apenas, ocho días de convivencia. Quizá es por eso que me emociona tanto al recordar.
De Chaco me regalaron un collar que llevo conmigo a todos lados, y algunos abrazos y silencios que valen mucho más que cien millones de palabras. Jose me presto un libro muy bueno que le tengo que devolver, y Damian ayer me hizo llegar otro que ya me despierta curiosidad.
De San Rafael me dieron unas miradas verdaderamente profundas, palabras sinceras y risas contagiosas.
Si tuviera que ponerme a pensar en todas las cosas que me traje de tantos lados, creo que no podría terminar de escribir nunca.
Hay muchas, muchísimas cosas que son una caricia al corazón. Nos emocionan, nos llegan imprevistas, nos sacuden, nos asombran y nos abrazan hermosamente.
Suena “El amor nos hace bien”, y el pecho se me ensancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario