miércoles, 25 de abril de 2012

Confia!

Salgamos a caminar un rato, ¿te parece? O si no vayamos a tomar un café. O un té. O unos mates. O lo que quieras... Y sí, estoy a diez mi, viste como es... Estudio, responsabilidades, horarios... Ahhh ¿no te conté que también me hago el cantante? Jaja... Qué cosa seria... Y vos también, con tus cosas, con tu vida... No es fácil...
Riámonos, dale. De mí, de vos, de todo. Pongámonos a ver un poquito las cosas que hicimos antes, y tomémoslas con calma... ¿Pero qué onda? ¿Por qué estamos hablando de esto? No... No me molesta che... Es solo que me llama la atención... Deben ser los años, o algo así jajaj...
¿Y si vemos una peli? Dale, total, es un rato, ¡como para hacer algo distinto! ¿Que te parece esta? Esta en gallego, ¿eh? Si, un bajón... Pero dale, que por ahí hasta le encontramos algo lindo. Qué se yo... Uno nunca sabe... Siempre hay que intentar para saber... Y sí, ¡hay que ser aguerridos che! Y sí, si no nos hacemos los aguerridos no tiene gracia... Imagínate... Arriesgarse... Esa maravillosa experiencia de dejarse sorprender... ¿No te expliqué todavía que hoy empiezan los días que van a venir? Bueno, tenelo en cuenta...
Al final, lo que queda es abrazarse, confiar en el otro, amar y dejarse amar en medio de la balacera que es la vida.
Vení, te toco un tema... No, mío no... Bueno, después alguno mío, ahora uno de Fito. ¡Dale! Es maravilloso poder redescubrir canciones... Es fantástico poder volver a interpretar desde otras veredas las letras y las músicas...
Hmmm... Fijate lo que dice este tema. ¡Es maravilloso! ¡Y se adapta justo a lo que venimos hablando! Claro, porque se trata de darse cuenta de las cosas importantes... No no, no quiere cambiar lo que vivió. Habla de aprender de lo vivido, de sobrellevar las cosas de la vida con calma, que las cosas al final van a su lugar, hay que darle un poco de tiempo nomás... Y a veces es mejor quedarse tranqui en un lugar, porque si no, es para hacer desastre... ¡Date cuenta que yo no quiero hacerte daño! ¡Solo quiero acompañarte para que dejes de sufrir por pavadas! Lo que pasó, ¡está bien así! Quizá estuvo bien que no se dieran las cosas que queríamos. No, no es de resignados jaja. Es porque siempre se puede tomar un nuevo comienzo. Tabula Rasa. Claro... como "borron y cuenta nueva", algo asi... ¿No me venís prestando atención a lo que te digo? Bueno deja... Todo puede terminar en catástrofe... ¡Hasta un simple juego de cartas! Pero también puede terminar re bien... Sólo se trata de caminar... De darse una oportunidad para que este sea realmente un gran día... Y sí, ¡siempre hay que seguir adelante che! Posta, ¿me estás prestando atención? En pocas palabras, tenés que saber que el mejor momento aún no vino, ¡está por llegar! ¡Si no confiás, no vas a ser feliz! ¡Con toda mi alma, con toda tu alma, CONFIÁ!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario