jueves, 12 de abril de 2012

El sistema

El sistema nos tiene miedo. Reconozcámoslo de una buena vez. ¿Por qué le preocupa tanto al sistema tenernos embobados? ¿Por qué gasta tanto tiempo y dinero en vendernos basura? ¿Por qué trata desesperadamente de acostumbrarnos a cosas? Porque eso nos resta libertad, haciéndonos creer que somos libres. Porque es más fácil para ellos manejarnos así. Venden humo, y nosotros compramos.
Preguntate cuánto controlas realmente de tu vida. ¿Qué pasaría si pudieras decidir, con total libertad, qué querés hacer y qué no, qué querés pensar y qué no, qué querés creer y qué no, qué querés comprar y qué no, qué querés vender y qué no?
Imaginate un mundo lleno de seres libres, creativos, felices… Bueno, ahora salí a la calle. Todo eso somos nosotros, pero sólo en potencia. Pocos realmente explotan sus capacidades. Pocos son realmente libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada