viernes, 11 de mayo de 2012

Co-incidir

La coincidencia. Benditas coincidencias. Benditas casualidades. ¿Alguno cree en esas cosas?
La inmensa mayoría de las personas no se percata de la importancia que tienen esos encuentros casuales tan particulares que llamamos, a veces, coincidencias. Abrir los ojos a esas pequeñas coincidencias es abrir una puerta. Abrir esa puerta nos permite a nosotros caer en la cuenta que no todo es al azar.
La  verdad es que yo siempre dije que eran una herramienta del destino para cumplir lo que pretendía. A fin de cuentas, sólo su nombre nos lo indica. Co-incidencia. Dos o más situaciones aparentemente aisladas que se cruzan, que co-inciden y alteran algo. Influyen, causan un efecto sobre la misma cosa. Si no se hubieran cruzado, no se hubiese llegado a esos resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada