domingo, 20 de mayo de 2012

El arte de callar

Cuatro sordomudos llevan 20 minutos comunicándose por señas. Los miro mientras escribo en una libretita.
A mi alrededor pasan franceses, porteños, yanquis, brasileros, jujeños, cordobeses… Todos se comunican, pero ellos cuatro me sorprenden: no se interrumpen. Esperan a que el otro termine de expresar una idea, y recién ahí aportan. Es un arte aprender a callarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada