jueves, 3 de mayo de 2012

Emi II

-No sé qué quiero.
-Tenes que dejar de hacerte tanto drama.
-Tenes razón, terminaría de volverme loco si intentara atar todos los cabos sueltos de mi vida. Ya tengo demasiado con los que sé a dónde van.
-Y sí. Lo que pasa es que vos vivís preocupándote mucho.
-Cuando uno no sabe lo que quiere, se aferra a todo, pensando que como es nuevo quizá hasta sea mejor.
-¿Ves? ¿Por qué no mejor te pones a pensar en qué carajo querés?
-Es que… No se. No se que quiero.
-Y si no lo encontrás, vas a estar siempre así.
-Si… Lo que pasa…
-Lo que pasa es que te vivis quejando.
-Ya se, soy un pelotudo.
-Deja de quejarte un poco y vas a ver!
-Realmente. Y todo el mundo se merece un final feliz. Incluso yo.
Me sonrió con esa sonrisa de él. Con una palmada en la espalda me despidió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario