miércoles, 16 de mayo de 2012

Grullas II

Vuelvo a casa. Todavía el corazón es una fiesta, a pesar de estar físicamente agotado. Con el papel de un chicle armo una grulla, mientras escucho música. Pienso en la gente que me traigo en este viaje de retorno y me abrazo a  las nuevas grullas de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada