jueves, 17 de mayo de 2012

Mudanzas

Cuando mi ciudad se volvió ciudad, el pueblo de mis abuelos emprendió la mudanza. La gente hizo las valijas, se subió al colectivo y se vino a donde aparecían las promesas de trabajo y una vida mejor.
Mudanzas eran las de antes, pienso mientras me cuentan la historia. Y es que antes no solo cargaban pertenencias y sueños y ganas… Antes hasta los ladrillos se llevaban, por si llegara a hacer falta a la hora de construir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario