sábado, 23 de junio de 2012

Instrucciones para vivir


Y así llegan las verdades, en el lugar mas raro, en el momento menos adecuado, como el amor o la muerte o los treinta, o los quince, o los cuarenta, o los veinte... y entendés no hay una estadística para el caos... Sí, hay casualidades y mariposas, pero nunca son las mariposas que esperás...
El progreso siempre llega tarde... La verdad es que no importa si te has muerto una o dos veces... o ninguna. En el fondo, no hay nada que hacer. Siempre tendrás dieciocho, porque eres joven sólo una vez, pero inmaduro para siempre.
No hay instrucciones para cumplir treinta. Ni veinte. Ni quince. Ni cuarenta. Ni dieciocho. No existe una escuela que enseñe a vivir, ni hay instrucciones para la vida. Pero si las hubiera, quizá serían estas:

• Hacé una lista de todo lo que no te gusta de vos y después tirala. Sos el que sos. Y después de todo, no es tan malo como te imaginás un domingo de resaca.

• Tirá el equipaje de sobra. El viaje es largo, cargar cosas de más no te deja mirar hacia adelante. Y además jode la espalda.
• No sigas modas. En diez años te vas a morir de vergüenza de haberte puesto eso, de todas maneras.
• Besá a tantos como puedas. Dejá que te rompan el corazón. Enamórate, date contra la pared, y volvé a levantarte. Quizás hay un amor verdadero... Quizás no... Pero mientras lo encontrás, ¿quién te quita lo bailado?
• Comé frutas y verduras. Posta, andá acostumbrandote a que no vas a poder tragar porquerías toda la vida!
• Equivocate. Cambiá. Intentá. Fallá. Reinventate. Mandá todo al carajo y empeza de nuevo cada vez que sea necesario. De verdad, no pasa nada. Sobre todo si no haces nada.
• Probá otros sabores de helado. Otras cervezas, otras pastas de dientes. Arrancá el auto un día, y no pares hasta que se acabe la nafta.
• Empezá un grupo de rock, ¿por qué no? Tomá clases de baile. Aprendé italiano. Inventáte otro nombre. Usá una bicicleta. Salí a caminar. Leé un libro raro.
• Perdoná. Olvidá. Dejá ir.
• Decidí quién es imprescindible. Mientras más grande sos, más difícil es hacer amigos de verdad, y más necesitas quien sepa quién eres realmente sin que tengas que explicárselo. Esos son los amigos. Cuidalos y mantenelos cerca.
• Aprendé que no vas a aprender nada. Pero no hay examen final en esta escuela. Ni calificaciones, ni graduación, ni reunión de exalumnos, gracias a Dios.

Felicidades, hoy empieza un día más. Bienvenido al resto de tu vida =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada