domingo, 10 de junio de 2012

La inspiración


Creer que la inspiración se puede forzar es un error. Pero por otro lado, esperarla es una pelotudez.
La inspiración está ahí afuera, hay que ir a buscarla. No siempre viene a nosotros y nos da una cachetada gritándonos: “Tomá, escribí esa canción, pintá ese cuadro, diseñá esa película”. A veces hay que salir y observar, ver qué hay ahí afuera que pueda invitarnos a hacer cosas distintas.
Gente, colores, situaciones, cosas… La inspiración se presenta de muchas formas. El asunto es estar con los ojos bien abiertos para verla, con los oídos atentos para escucharla, y el corazón dispuesto a recibirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada